Skip to content

La combinación entre una bomba de calor con energía solar es una de las soluciones más ecológicas que existe.

La bomba de calor es un sistema que trabaja con energía térmica y eléctrica para subir de temperatura el agua caliente. Por lo que es posible combinarla tanto con energía solar térmica como con fotovoltaica.

Si nos vamos por los paneles solares térmicos, aportamos una gran parte de calor al sistema reduciendo el consumo eléctrico en casa. 

En el caso de combinar con paneles fotovoltaicos, la bomba de calor podrá utilizar la electricidad generada para su propio consumo.

Realmente un sistema todo terreno que puede aportar muchos beneficios en nuestra vivienda. 

Claves sobre esta combinación de sistema de calefacción:

Bomba de calor con energía solar

Bomba de calor con energía solar térmica

Un sistema de bomba de calor con paneles térmicos aporta un cambio radical ecológico; a diferencia de la calefacción de combustibles fósiles.

Permite ahorrar en facturas, no solo de electricidad, sino también en gas, gasoil, pellets u otros combustibles. 

Además esta combinación, ya sea con bomba de calor por aerotermia o geotermia, se combina muy bien con un suelo radiante; consiguiendo ser un sistema perfecto para calefacción (en invierno) y refrigeración (en verano).

En lo que respecta al agua caliente sanitaria de la vivienda, debemos tener en cuenta que cada persona tiene un consumo medio de 25-50 L/día. Por ello dependiendo del número de personas que residan en la vivienda; se debe calcular la cantidad de agua caliente suficiente que necesitamos en nuestro depósito de almacenamiento (boiler). 

De este modo, las placas solares térmicas pueden aportar la mayor parte de esta agua caliente; para que la bomba de calor no tenga que estar todo el día funcionando. Esto permite aumentar la vida de la bomba de calor y sacarles el máximo rendimiento a los paneles solares.

Bomba de calor energía solar fotovoltaica

Los paneles fotovoltaicos generarán la suficiente electricidad para que la bomba de calor funcione a pleno rendimiento tanto en verano como en invierno. Pero no solo eso; sino que no tendremos que preocuparnos por la electricidad sobrante ya que; la podemos usar en el resto de los electrodomésticos o verterla a la red y que nos compense por autoconsumo.

De cara a la instalación de estos sistemas; se combinan pero de forma diferente a los paneles solares térmicos. Los dos sistemas no funcionan de igual forma, sino que las placas solares fotovoltaicas aportan el “combustible” a la bomba de calor. 

De esta manera, ganamos en eficiencia con respecto a la energía solar térmica. Ya que las placas solares fotovoltaicas podrán trabajar a pleno rendimiento; sin necesidad de tener un depósito de almacenamiento. 

Beneficios que aportan la bomba de calor y la energía solar en la vivienda

Bomba de calor con energía solar

Ambos sistemas son parte de las tecnologías más eficientes y económicas que podemos encontrar para la generación de ACS, calefacción o refrigeración y electricidad. 

Los sistemas de bomba de calor se han convertido en una de las mejores opciones porque tienen un buen rendimiento, cuidan el medio ambiente y permiten ahorrar en las facturas. 

Tanto con energía fotovoltaica como solar térmica, ayudamos a que la bomba de calor no consuma electricidad de la red. Bien aportando agua caliente para que la bomba de calor trabaje menos, o bien aportando electricidad para no consumirla de la red.

Como puedes ver son muchos los beneficios que nos puede aportar una instalación de bomba de calor combinada con energía solar, no pierdas la oportunidad de adquirirlas. 

En Kissimmee Solar Cleaning somos una empresa con alto nivel de experiencia, responsabilidad y calidad en todos nuestros servicios

Play Video